Triangulo Amoroso

TSM – Estoy íntimamente comprometida en una relación con un hombre casado, quien corresponde a mis sentimientos y afecto. ¿Tiene algo de malo entregarse al amor, y mantener un contacto íntimo como si fuéramos marido y mujer?

Simonetti – Ésta es una evidente falta de consideración hacia los otros. El atenderse y amarse recíprocamente debería solamente tener lugar entre marido y mujer. Este matrimonio ahora peligra por este amorío o relación extramatrimonial. Esta amorosa comunión cuya existencia usted percibe, desvía a este hombre de su compromiso anterior. Sería conveniente que buscara la armonía dentro suyo, superando las fantasías inspiradas por la pasión y los espíritus mal intencionados.

TSM- ¿Qué le parece la idea de que nada sucede por casualidad? ¿Acaso no podemos deducir que haya alguna intervención espiritual?

Simonetti – En realidad todo tiene una razón y nada ocurre por casualidad. Las experiencias extramatrimoniales, sin embargo, son frutos de la pasión y de las tendencias animales del ser humano. Ellas pueden, de hecho, ser ocasionadas por la intervención espiritual, sin embargo, son ocasionadas por espíritus obsesores deseosos de perturbar los hogares humanos.

TSM – Un médium me informó que nosotros tenemos fuertes lazos que traemos de vidas anteriores.

Simonetti – ¿Se refiere a un médium o a un charlatán? Las experiencias dicen que aquellos fuertes lazos son a menudo una conexión del presente y que están vinculados sólo a la sensualidad, sin ninguna verdadera relación con el pasado.

TSM – ¿No tenemos todos el derecho a ser felices junto a quien amamos?

Simonetti – Sí, sin duda, siempre y cuando no comprometamos imprudentemente a nadie en nuestro camino. Póngase en el lugar de la esposa. ¿Usted cómo se sentiría si confirmara que su marido la estuviera abandonando por otra mujer?

TSM – ¿Esto significa que nadie debería casarse por segunda vez?

Simonetti – Los cónyuges anteriores pueden reconstruir otras uniones terrenales. Ellos pueden buscar nuevas experiencias cuando el matrimonio terminó por causa de intolerables desavenencias. Con frecuencia ésta es la consecuencia, como Jesús enseñó, de la dureza del corazón humano. Sin embargo, es diferente cuando la separación se produce debido a la intervención de otra persona y la participación con uno de los cónyuges.

TSM – ¿Qué piensa de mi situación, si él es todo lo que anhelo en esta vida?

Simonetti – Para favorecer nuestra felicidad, no deberíamos circunscribir nuestros deseos y aspiraciones
a la concreción de un vínculo verdadero. Existen cuestiones mucho más importantes, como por ejemplo, nuestras realizaciones como hijos de Dios, nuestros incesantes esfuerzos por aprender, el perfeccionamiento de nuestra moral y, como en las enseñanzas de Jesús, vivir la Regla de Oro – haz a los otros lo que quisieras que te hagan a ti. (Y no por ejemplo, destruir un hogar.)

TSM – ¿Debo rendirme?

Simonetti – Rendirse significa renunciar a un derecho. Su situación es diferente. Por ende, su deber es soltar, desasir. Su deber es respetar a una familia, y no convertirse en responsable de su disolución. El no actuar de esa manera le ocasionaría grandes deudas kármicas y pesaría considerablemente en su biografía espiritual con futuras consecuencias.

TSM – ¿Qué ocurrirá si en verdad el karma de la esposa fuese ver cómo su esposo la abandona por otra mujer?

Simonetti – ¿Entonces en este caso y para este propósito, sería usted el instrumento de Dios?
No se engañe. La justicia divina no necesita utilizar a los seres humanos como vehículos para su realización. Nadie nace con el karma de ser traicionado. Aquellos que se involucran y eligen este tipo de situaciones son efectivamente instrumentos, instrumentos del demonio insidioso que vive dentro de nuestros corazones: el ego.

> Richard Simonetti es uno de los escritores Espiritistas más vendidos en Brasil y en todo el mundo. Él ha hecho llegar el Espiritismo al público en general, con un lenguaje claro y directo, lleno de hechos pintorescos y anécdotas. El señor Simonetti ha estado a cargo de uno de los más grandes centros Espíritas en Brasil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *